Los colmenares del antiguo poblado medieval de Las Paparriellas

Apuntes de El Ponderal 1: 15.20

Los colmenares del antiguo poblado medieval de Las Paparriellas

Antonio Tenorio  Asociación Cultural El Ponderal

INTRODUCCIÓN

En las disputas entre madrileños y segovianos por las tierras conquistadas por los reyes cristianos son dos los poblados con colmenares que se citan  al sur de la actual Sierra de Hoyo de Manzanares: Colmenar del Foyo y Paparriellas. En este trabajo se identifica, a falta de confirmación arqueológica, la ubicación aproximada del poblado de las Paparriellas, así como los topónimos y restos que han perdurado hasta hoy.

INVESTIGACIÓN

Localizando las Paparriellas

Nadie duda sobre la ubicación aproximada del poblado Colmenar del Foyo,  que en 1287 se incluyó entre los pertenecientes al Real de Manzanares en el informe que se presentó al rey Sancho IV (Amador de los Ríos J) y que se asocia al actual Hoyo de Manzanares. Unos años más tarde, en 1325, aparecía con el nombre de Foyo en varias de las monterías que describía su nieto Alfonso XI y en las que aparece a los pies del Serrejón, antiguo nombre de nuestra Sierra de Hoyo de Manzanares (Argote de Molina G).

– por su nombre

Más compleja es la identificación de las Paparriellas, que en 1312 reclamaba al propio Alfonso XI el Concejo de Madrid, diciendo “Et Paparriellas son colmenares e fueron siempre de madrit; et los de madrit tienen y en oy en dia sus colmenares” (Palacio D). A parte de este documento, son pocos los rastros que ha dejado este poblado en los textos históricos. Uno, casi contemporáneo al anterior (1325) habla del camino que va del Foyo a las casas de las Porriellas para describir el tramo en el que se movían los voceadores durante una montería que acababa a los pies del actual cerro de la Marmota y comenzaba en el Salto de La Muela, pasando por otros topónimos difícilmente reconocibles, como cabeça del Ximio, cabeça de Andres o Naualquexido.  Gregorio de Andrés, que fue bibliotecario de la Real Biblioteca de El Escorial, situaba las casas de las Porriellas (Figura 1) “junto al arroyo Manina, unos tres kilómetros antes de entrar en el Manzanares por su orilla derecha” (Amador de los Ríos J, de Andrés G, Tenorio A).

Fig 1 Tenorio
Figura 1 Mapa topográfico 1916-1944 mostrando en rojo: Las poblaciones de El Pardo, de Hoyo de Manzanares y la hipotética ubicación de las Paparriellas, así como los caminos que las unirían aún a principios del pasado siglo XX

Un estudio en profundidad de estos topónimos, algunos de los cuales aparecen aún en época de Felipe II, lleva a identificar con bastante certeza el territorio de la montería, que comenzaría en el Barranco de la Casquera y barrería la franja comprendida entre sus cumbres y las de los actuales cerros de Almaján y Mogote por el Norte y los actuales límites de El Pardo por el Sur que quedarían cerrados a osos y puercos por las vocerías a lo largo de los caminos de Hoyo a las Porriellas (reconocible incluso en los planos topográficos del comienzo del siglo XX y desde ahí al actual puente de la Marmota por la Cañada de Valtravieso (Tenorio A).

Otras citas posteriores del topónimo, esta vez como  Paparrillas (Calvo Pinto y Velarde A, Diario de Anuncios de Madrid) no informan sino acerca de su estrecha relación con el Monte de El Pardo.

– por sus colmenas

Dicen los textos de los antiguos colmeneros que “Quien tenga deseo de instalar un colmenar que manejándolo con algún cuidado le resulte de utilidad, procurará que no diste mucho del casco de la población; que éste sea un hondo o barranco, pequeño abrigo, que no corran  aguas continuas y que su corriente, si puede ser, vaya hacia el S o mediodía. Debe fijarlo a corta distancia del alto o nacimiento del vago unos 300 metros. El mejor sistema adoptado por mí es un sitio cercado de pared, a la intemperie, en terreno inclinado hacia el S. El número de colmenas no debe exceder de 100 y aún mejor sería de 50” (Francés F).

Un análisis de las características de los colmenares inventariados al sur de la Sierra de Hoyo (de Luis G,  Ávila Martín JP) confirma que sus características constructivas siguen las mimas pautas: son superficies cercadas, de una superficie media de 350 m2 (rango 133 a 1326), en pendiente, orientados hacia el sur y cercanos a caminos o vías pecuarias (Antonio Tenorio, manuscrito en preparación).

Fig 2 Tenorio
Figura 2 Mapa topográfico de la Comunidad de Madrid a escala 1:1000 (2009) mostrando las ubicaciones de las estructuras A, B, C y D. En la parte de arriba, imágenes de fotografía aérea de 2014 de cada una de las estructuras identificadas

Con estas premisas, se realizó una búsqueda de estructuras compatibles con la de un colmenar tradicional en el entorno de las antiguas Casas de las Paparriellas. El análisis detallado de las imágenes aéreas de la zona, tanto en terreno de El Pardo como de Hoyo de Manzanares, identifica sólo cuatro estructuras, todas ellas en el actual término municipal de Hoyo de Manzanares, cercanas a la entrada del arroyo Manina en el Monte de El Pardo (Figura 2). Tres de ellos en el llamativamente denominado “Alto de los Corrales”, en la margen derecha del Manina y el restante frente a ellos y todos ellos registrados en el último mapa topográfico a escala 1:10000 elaborado por la Comunidad de Madrid.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Los corrales de las Paparriellas han sido colmenares

Las imágenes de fotografía aérea de 2014 (Figura 2) dejan ver que ya no se usan como colmenares y que su recinto ha sido modificado u ocupado por el encinar que las rodea.

El análisis de imágenes históricas (Figura 3) permite rastrear su  forma original atendiendo a las fotografías más antiguas, que demuestran que todas ellas eran aproximadamente rectangulares, con una pequeña caseta en su interior (ubicada en una esquina), en pendiente, orientadas al Sur y con una superficie de entre 309 y 672m2, como la del resto de los colmenares de la zona.

Fig 3 Tenorio
Figura 3 Imágenes de fotografía aérea de cada una de las estructuras en las que puede observarse la existencia de una pequeña habitación en su interior. Bajo cada fotografía, el año en la que fue tomada la imagen.

El análisis de los detalles de una fotografía de la estructura A (Figura 4), única que ha podido obtenerse con suficiente resolución, nos muestra además que las paredes se construyeron a piedra seca (sin argamasa) y que tienen una altura cercana a los 2 metros (cálculo derivado que de la longitud estándar de los palés es de 1,2 m y de que la otra estructura apoyada en su pared oriental parece ser un somier. No se detecta, sin embargo, ningún almendro en su entorno, un árbol frecuente en la Sierra de Hoyo para alimentar a las abejas antes de la llegada de la primavera.

Fig 4 Tenorio
Figura 4 Imagen fotográfica de la estructura A. Cedida por Andrés del Olmo

Dado que no pudo accederse al interior, se visitaron otras estructuras similares cercanas, abandonadas pero catalogadas como colmenares (Ávila Martín JP) en la finca de Cañajarral, la más sur-occidental de Colmenar Viejo. La inspección visual demostró la presencia de abundantes evidencias de su pasado apícola: pilares para elevar las colmenas y evitarles la humedad del suelo y abundantes restos cerámicos con los que se tapaban las colmenas o  de las tinajas utilizadas para recolectar la miel (Figura 5).

Fig 5 Tenorio
Figura 5 Restos de pilares y de cerámica encontrados en colmenares cercanos a los de las Paparriellas (los números indican la referencia catastral en la que están ubicados)

Las Paparriellas son del Hoyo (del Real de Manzanares) pero  fueron de Madrid

Si las investigaciones de Gregorio de Andrés y éstas son ciertas, se habrían identificado restos de la actividad colmenera de las Paparriellas que daban la miel a Madrid en 1312 y que muy probablemente estuvieran asociadas a un poblado cercano. Por otra parte, el hecho de que Alfonso X hablara de las casas de las Porriellas confirmaría que estamos en la zona de un poblado medieval hoy perdido. Un apoyo indirecto, pero sugerente, es el topónimo de la zona: el Alto de las Cercas, que nos habla de su presencia en el pasado.

Aunque es poco probable que los colmenares hoy en pie sean los que se usaron en el siglo XIV, no es imposible dado que el modo de construcción (piedra seca) es el mismo que se utilizaba entonces para elevar cualquier tipo de pared que pretendiera aguantar el paso del tiempo.

El hecho de que hasta ahora estas estos colmenares hayan pasado desapercibidos para la administración y los habitantes de Hoyo de Manzanares puede deberse a su lejanía respecto al núcleo de la población, pero también a que durante muchos siglos este paraje estuvo asociado al Real Monte de El Pardo, que extendió sus límites hacia la Sierra de Hoyo ocupando las actuales fincas de El Pendolero y Casablanca. Como ejemplos tardíos de esta posesión, en 1827 las “Poporriellas” se incluían entre los prados para pasto de ganado lanar del Real Sitio de El Pardo (Diario de Anuncios), y Casablanca contaba con Fusileros Guardabosques Reales para su protección al menos entre 1789 y 1797 (Martínez Ruiz E y de Pazzis Pi Corrales M).

No parece probable que las Paparriellas estuvieran en el plano terreno del actual Monte de El Pardo y parece más probable que sus colmenas se instalaran en los barrancos con terrenos inclinados y orientados al Sur propios de las únicas colmenas identificadas en la zona.

Protección y estudio de las Paparriellas

Sean o no los colmenares originales de la Edad Media, estos hallazgos exigen hoy su inclusión entre los bienes de interés cultural a proteger y requieren el inicio de estudios arqueológicos que confirmen o desmientan esta hipótesis y traten de identificar los restos del antiguo poblado medieval de las Paparriellas.

AGRADECIMIENTOS

A Gonzalo de Luis, por sus análisis siempre enriquecedores. A la Asociación Cultural El Ponderal, que me ha estimulado a encontrar una nueva vocación.

BIBLIOGRAFÍA

  • Amador de los Ríos J, de la Rada y Delgado, JD, Rosell C (1860) Historia de la Villa y Corte de Madrid. Librería Americana. Madrid.
  • Argote de Molina G (1582) Libro de Montería que mando escrevir el muy alto y muy poderoso Rey Don Alonso de Castilla y de Leon, último deste nombre. Edición facsímil de la de Sevilla, Andrea Pescioni
  • Ávila Martín JP (1993) Apuntes de apicultura en general y particulares en Colmenar Viejo; censo de colmenares de Colmenar Viejo. Cuadernos de Estudios 4: 119-126
  • Calvo Pinto y Velarde A (1754) Silva Venatoria. Modo de cazar todo género de Aves, y Animales, su naturaleza, virtudes, y noticias de los temporales”. Madrid
  • de Andrés G (2000) Las cacerías en la provincia de Madrid en el siglo XIV. Fundación Universitaria Española. Madrid.
  • de Luis G (2013) Los Colmenares tradicionales de Hoyo de Manzanares. Cuadernos de Estudios 27: 249-264
  • Diario de Anuncios de Madrid (17 de noviembre de 1827) 321: 1282.
  • Francés F (1927-28) Instalación de un colmenar. Boletín de Fomento 6: 373-4
  • Martínez Ruiz E y de Pazzis Pi Corrales M (2010) Protección y seguridad en los Sitios Reales desde la ilustración al liberalismo. Universidad de Alicante.
  • Palacio D (1888) Documentos del Archivo General de la Villa de Madrid.
  • Tenorio A (2016) Montería del Salto de la Muela. Asociación Cultural El Ponderal.